Cristo de la Cruz Acuestas

El Cristo, extraordinaria obra cuya cabeza pies y manos se atribuye al escultor Juan Martinez Montañes es una magnifica obra de arte que contiene una belleza impresionante. Su rostro tenso refleja el padecimiento de la Cruz durante la subida al monte Calvario.Se sabe que esta talla fue llevada a Jadraque en el año 1676 por los Padres Capuchinos y se mantuvo en el Convento hasta 1808, año en el que los frailes tuvieron que abandonar la Villa, huyendo de las tropas francesas. Los jadraqueños viendo que la imagen del Sntisimo Cristo de la Cruz a Cuestas corria peligro en el Convento debido a que los franceses utilizaban dicho lugar como cuartel, escondieron y protegieron la talla en una cueva, situada a las afueras de Jadraque, para defenderla de la rapiña y destruccion de las tropas francesas. Por este motivo a esta cueva se le denomina “Cueva de los Santos”.Una vez terminada la Guerra de la Independencia la imagen volvio a su lugar, fue en 1835 cuando el sacerdote José Fructuoso Sánchez editaba por primera vez la novena en su honor, siendo tradicionalmente rezada del 5 al 13 de septiembre.Las andanzas del Cristo no terminan ahì, y durante la Guerra Civil Española, tuvo que volver a ser escondida ante el riesgo de que pudiese ser destruida. El Alcalde de aquella epoca, Fidel de la Peña, comunista y devoto del Cristo, cogió la imagen y ayudado por los vecinos la volvió a esconder en la “Cueva de los Santos” junto con una imagen de la Virgen y otra del Cristo Crucificado. Gracias a esto las figuras se salvaron de ser incendiadas y hoy siguen siendo veneradas por los jadraqueños.

Los comentarios están cerrados.